OSMOLARIDAD DE LA LAGRIMA Y GLAUCOMA

a osmolaridad de la lágrima es un índice muy fiable para evaluar el daño que ocasiona el tratamiento médico del glaucoma en la superficie ocular.

El tratamiento médico es la primera opción en el glaucoma de ángulo abierto (80% de los glaucomas), sin embargo sabemos que su uso prolongado es causa de múltiples alteraciones en la superficie ocular (OSD), especialmente cuando son fármacos con conservantes (1) y más aún cuando se trata del cloruro de Benzalconio (BAK)  (2).

Los estudios epidemiológicos muestran la relación entre tratamiento antiglaucomatoso y la afectación de la superficie ocular (3-8), con presencia de sintomatología en el 60% de los casos (5), incrementándose este porcentaje de forma proporcional al número de fármacos utilizados, siendo máxima cuando el tratamiento alcanza tres fármacos (8) y cuando se prolonga en el tiempo (9).

En la mayoría de casos con alteraciones de la superficie ocular, la hipersomolaridad de la lágrima es el signo más frecuente y más relevante, independiente de la causa que originó el cuadro. La hiperosmolaridad lagrimal induce apoptosis y un proceso inflamatorio de la superficie ocular, con liberación de citoquinas  y otros mediadores de la inflamación (10-14).

La revisión de la literatura (15-19), muestra que en  los pacientes glaucomatoso tratados medicamente, el 60% presentaba alteraciones compatibles con enfermedad de la superficie ocular (Figura 1) , 67.5% presentan alteraciones en la estabilidad de la película lagrimal (BUT reducido) y  el 47.5% presentan una osmolaridad de la lágrima superior a 308 mOsm/L. valor límite de normalidad.

Figura 1.- Queratitis punteada superficial en un paciente glaucomatoso tratado medicamente. Imagen con lámpara de hendidura (A) y con tinción de fluoresceína (B).
Figura 1.- Queratitis punteada superficial en un paciente glaucomatoso tratado medicamente. Imagen con lámpara de hendidura (A) y con tinción de fluoresceína (B).

En un estudio reciente (20), los análisis estadísticos muestran  una alta correlación entre los valores de la osmolaridad y el índice OSDI, que mide la sintomatología del daño en la superficie ocualr:: r: 0.486; P = 0.002, así como el BUT, que mide la estabilidad de la película lagrimal: r = −0.49; P = 0.009. También se evidencia una elevada correlación entre la osmolaridad y el número de fármacos utilizados (r = 0.409; P = 0.009),  el número de instilaciones (r = 0.405; P = 0.01), y el número de instilaciones de fármacos con conservantes (r = 0.629; P , 0.0001). No se observo correlación entre la osmolaridad y el test de Schirmer  ni con los colorantes vitales.

Se evidencia que el grado de gravedad y de sintomatología de la afectación de la superficie ocular está fuertemente correlacionada con  la osmolaridad lagrimal (21-28), cuanto mayor son las molestias, mayor es la osmolaridad (P=0.016) (20) .

Las molestias que acompañan al tratamiento del glaucoma son uno de los principales factores que explican el mal cumplimiento del tratamiento o su abandono (26). Este hecho hace especialmente importante evaluar la superficie ocular, antes de iniciar el tratamiento y durante este, para poner de manifiesto posibles cambios que deban ser tratados.

Es importante conocer que los test utilizados en la evaluación del ojo seco tiene un valor diferente en estos pacientes. El test de Schirmer  y los colorantes vitales no guardan una correlación elevada con los valores del OSDI en los pacientes glaucomatosos, ya que no se trata de un verdadero ojo seco, es un cuadro debido al efecto tóxico de los fármacos, más aun cuando utilizan conservantes.

La presencia de BAK en los fármacos ocasiona una elevación de la osmolaridad debido a su efecto detergente de la lagrima (amonio cuaternario). Reduce la estabilidad de la película lagrimal y favorece su evaporación, causa un síndrome seco de tipo evaporatvo, incrementando la osmolaridad, un hecho que se refleja en el BUT, con una correlación muy elevada entre ambos, incremento de osmolaridad y reducción del BUT. Como no se trata de un ojo seco por déficit en la secreción de lágrima, no hay correlación con el test de Schirmer que permanece con valores normales.

A la vista de los datos referidos, pensamos que ante una paciente con glaucoma, tanto si lo acabamos de diagnosticar y nos planteamos el tratamiento médico, como en los casos que ya están siendo tratados, es fundamental valorar el estado de la superficie ocular, ya que si hay algún trastorno es básico adjuntar un tratamiento complementario destinado a su mejora o, incluso plantear la alternativa quirúrgica, para no dañar más esta superficie ocular y evitar el posible incumplimiento del tratamiento.

Para evaluar el estado de la superficie ocular, especialmente en los pacientes que ya están siendo tratados medicamente, el test de la osmolaridad de la lágrima, se muestra como el factor más significativo para tomar decisiones. Se trata de un test indoloro, sencillo de realizar y muy preciso, especialmente ahora que disponemos de los nuevos sistemas como el TearLab, basado en la detección con un chip que requiere tan solo 50 nL. (21-22)

Figura 2.- Medición de la osmolaridad de la lágrima con el sistema TearLab
Figura 2.- Medición de la osmolaridad de la lágrima con el sistema TearLab

Pensamos que el análisis de la osmolaridad lagrimal es un test muy valioso para valorar el tratamiento médico de los pacientes glaucomatosos y su posible efecto nocivo sobre la superficie ocular, provocando o agravando un síndrome de ojo seco evaporativo.

BIBLIOGRAFIA.

1. Asbell PA, Potapova N. Effects of topical antiglaucoma medications on

the ocular surface. Ocul Surf. 2005;3:27–40.

2. Baudouin C, Labbé A, Liang H, et al. Preservatives in eyedrops: the

good, the bad and the ugly. Prog Retin Eye Res. 2010;29:312–334.

3. Fechtner RD, Godfrey DG, Budenz D, et al. Prevalence of ocular surface

complaints in patients with glaucoma using topical intraocular pressurelowering

medications. Cornea. 2010;29:618–621.

4. Jaenen N, Baudouin C, Pouliquen P, et al. Ocular symptoms and signs

with preserved and preservative-free glaucoma medications. Eur J Ophthalmol.

2007;17:341–349.

5. Leung EW, Medeiros FA, Weinreb RN. Prevalence of ocular surface

disease in glaucoma patients. J Glaucoma. 2008;17:350–355.

6. Levrat F, Pisella PJ, Baudouin C. Clinical tolerance of antiglaucoma

eyedrops with and without a preservative. Results of an unpublished

survey in Europe [in French]. J Fr Ophtalmol. 1999;22:186–191.

7. Pisella PJ, Pouliquen P, Baudouin C. Prevalence of ocular symptoms and

signs with preserved and preservative free glaucoma medication. Br J

Ophthalmol. 2002;86:418–423.

8. Erb C, Gast U, Schremmer D. German register for glaucoma patients

with dry eye. I. Basic outcome with respect to dry eye. Graefes Arch Clin

Exp Ophthalmol. 2008;246:1593–1601.

9. Broadway DC, Grierson I, O’Brien C, et al. Adverse effects of topical antiglaucoma medication. I. The conjunctival cell profile. Arch Ophthalmol. 1994;112:1437–1445

10. The definition and classification of dry eye disease: report of the Definition

and Classification Subcommittee of the International Dry Eye Work-Shop (2007). Ocul Surf. 2007;5:75–92.

11. Tomlinson A, Khanal S, Ramaesh K, et al. Tear film osmolarity:

determination of a referent for dry eye diagnosis. Invest Ophthalmol

Vis Sci. 2006;47:4309–4315.

12. Yeh S, Song XJ, Farley W, et al. Apoptosis of ocular surface cells in

experimentally induced dry eye. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2003;44:

124–129.

13. Luo L, Li DQ, Doshi A, et al. Experimental dry eye stimulates production

of inflammatory cytokines and MMP-9 and activates MAPK signaling

pathways on the ocular surface. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2004;45:

4293–4301.

14. Murube J. Tear osmolarity. Ocul Surf. 2006;4:62–73.

15. Kuppens EV, Stolwijk TR, de Keizer RJ, et al. Basal tear turnover and

topical timolol in glaucoma patients and healthy controls by fluorophotometry.

Invest Ophthalmol Vis Sci. 1992;33:3442–3448.

16. Shimazaki J, Hanada K, Yagi Y, et al. Changes in ocular surface caused

by antiglaucomatous eyedrops: prospective, randomised study for the

comparison of 0.5% timolol v 0. 12% unoprostone. Br J Ophthalmol.

2000;84:1250–1254.

17. Bonomi L, Zavarise G, Noya E, et al. Effects of timolol maleate on tear

flow in human eyes. Albrecht Von Graefes Arch Klin Exp Ophthalmol.

1980;213:19–22.

18. Chong RS, Jiang YZ, Boey PY, et al. Tear cytokine profile in

medicated glaucoma patients: effect of monocyte chemoattractant protein

1 on early posttrabeculectomy outcome. Ophthalmology. 2010;117:

2353–2358.

19. Malvitte L, Montange T, Vejux A, et al. Measurement of inflammatory

cytokines by multicytokine assay in tears of patients with glaucoma topically

treated with chronic drugs. Br J Ophthalmol. 2007;91:29–32.

20. Labbé A, Terry O, Brasnu E, et al. Tear Film Osmolarity in Patients Treated for Glaucoma or Ocular Hypertension. Cornea 2012;31:994–999.

21. Suzuki M, Massingale ML, Ye F, et al. Tear osmolarity as a biomarker for

dry eye disease severity. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2010;51:4557–4561.

22. Sullivan BD, Whitmer D, Nichols KK, et al. An objective approach

to dry eye disease severity. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2010;51: 6125–6130.

23. Schiffman RM, Christianson MD, Jacobsen G, et al. Reliability and

validity of the Ocular Surface Disease Index. Arch Ophthalmol. 2000;

118:615–621.

24. Bron AJ, Evans VE, Smith JA. Grading of corneal and conjunctival

staining in the context of other dry eye tests. Cornea. 2003;22:640–650.

25. Rossi GC, Tinelli C, Pasinetti GM, et al. Dry eye syndrome-related

quality of life in glaucoma patients. Eur J Ophthalmol. 2009;19:572–579.

26. Nordmann JP, Auzanneau N, Ricard S, et al. Vision related quality of life

and topical glaucoma treatment side effects. Health Qual Life Outcomes.

2003;1:75.

27. Versura P, Profazio V, Campos EC. Performance of tear osmolarity

compared to previous diagnostic tests for dry eye diseases. Curr Eye

Res. 2010;35:553–564.

28. Johnson ME. The association between symptoms of discomfort and signs

in dry eye. Ocul Surf. 2009;7:199–211.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s